Cementerios de neumáticos: un problema global

El incendio del vertedero de neumáticos más grande de España ha reactivado la preocupación por su reciclaje. DW habló con ecologistas y empresas procesadoras de América Latina.

El 14 de mayo de 2016 los habitantes de Seseña se despertaron sobresaltados de madrugada por culpa de un incendio. Pasada la medianoche, el mayor vertedero de neumáticos de España –parcela de 12 hectáreas con casi 100.000 toneladas de neumáticos- comenzó a arder en esta localidad de la provincia de Toledo, situada a solo 40 kilómetros de Madrid. Según la Guardia Civil, el fuego tuvo que ser provocado ya que el suelo estaba mojado por las recientes lluvias y, según los investigadores, todo indica que hubo tres focos.

Aunque comenzó a funcionar en 2002, el vertedero de Seseña fue declarado ilegal en 2003 por no respetar las normas medioambientales. Además, la empresa encargada de su gestión, Disfilt S.A., y especializada en la fabricación de neumáticos, cámaras de caucho y reconstrucción y recauchutado de llantas, acumulaba numerosas expedientes administrativos. De ahí que, en enero de 2009, una sentencia judicial condenara al propietario por un delito contra el medio ambiente. A partir de 2011 no hubo nuevos vertidos y, pocos meses después, la empresa Gestión de Desechos y Ruedas Iberia relevó a Disfilt S.A. y obtuvo los permisos necesarios para la explotación del vertedero.

Lo que ocurrió en Seseña “se veía venir”. En eso coinciden los habitantes de esta ciudad dormitorio cercana a la capital de España. Varios miles de personas tuvieron que ser evacuadas.

Diez días después, el cementerio sigue ardiendo y continúan suspendidas las clases en todos los centros escolares de Seseña a causa de la columna de humo –visible a 50 kilómetros-, que por culpa de la situación meteorológica podría dirigirse hacia esa localidad. La organización Ecologistas en Acción asegura que distintos estudios basados en casos similares coinciden en que “residir” cerca de siniestros de este tipo “es nocivo para la salud” y recomienda “extremar al máximo” las medidas de protección. Utilizando como referencia un estudio sobre un incendio de neumáticos ocurrido en 2012 en el estado de Iowa (EE. UU.), la organización ecologista asegura que “los riesgos calculados para exposiciones durante 24 horas, indicaban que hasta 3,1 kilómetros de distancia del fuego había afecciones a la salud en grupos de población sensibles (niñas y niños, personas mayores o con problemas respiratorios)”.

Un problema global

Paco Segura, coordinador nacional de Ecologistas en Acción, dice a DW que “al igual que en el caso de España, en la Unión Europea la problemática del reciclaje de neumáticos se viene posponiendo desde hace años”. En la zona comunitaria la acumulación de neumáticos está prohibida desde el año 2005. Por lo tanto, cualquier vertedero o cementerio de este tipo es ilegal, denuncia Segura. La directiva obliga a rentabilizar, valorizar y dar un uso a esos productos, ya sea reciclándolos o incinerándolos para transformarlos en energía. Segura añade que aunque la tendencia tendría que estar dirigida al reciclaje y se recomienda que la incineración no debe superar el 20 por ciento anual de los neumáticos en desuso, “actualmente estamos en torno al 50 por ciento de incineración. Estamos haciendo justamente lo contrario”.

Aunque en cada país suele haber empresas encargadas del reciclaje de los neumáticos que se producen en suelo nacional, generalmente estas propias compañías dificultan el tratamiento de los residuos. ¿Por qué? “Porque cuantos más neumáticos haya en el mercado, menos valor tienen y menos obtienen ellos de su gestión”, dice Segura y concluye: “Esta gente ha puesto todo tipo de zancadillas para evitar que aquellos que quisieran encargarse de la gestión de vertederos como el de Seseña pudiesen dar salida a los neumáticos”.

Uno de estos interesados fue el mexicano Víctor Pagaza, director general de Recubrimientos Ecológicos y Reciclados y dueño de la patente a3p Interllanta, un impermeabilizante de hule de neumático. “Precisamente hace tres años estuve por allá (en Seseña) y le hice una oferta a las autoridades para comprar los neumáticos y transformarlos en los productos que hago. No aceptaron mi oferta y ahora tenemos ese problema de contaminación y el incendio, que va a durar un tiempo hasta que se apague”, afirma Pagaza en conversación con DW.

Según dice, en México se desechan más de 40 millones de llantas usadas al año y poco más del 12 por ciento se recicla. “Falta una cultura política por parte de las autoridades. Se debe ayudar a los que desarrollan productos de reciclado para convertir este pasivo ambiental en un activo”, afirma. Pagaza también insiste en la globalidad del problema. “En California se desechan más de 180 millones de llantas al año. ¡Eso sí es un problemón!”. Según el mexicano, el mayor obstáculo es que “los productos resultantes del reciclado de las llantas, quitando el impermeabilizante que nosotros producimos, no son de uso común y su demanda es muy pequeña”.

Aplicaciones del caucho reciclado

Recubrimientos Ecológicos y Reciclados está especializada en la pulverización de los neumáticos. Con el polvo hacen una cubierta que se utiliza en la impermeabilización de tejados. Pagaza lleva 25 años en el negocio y calcula que en los últimos 8 años su compañía debe haber reciclado entre 5 y 6 millones de neumáticos. Cuando es preguntado acerca de a cuánto está el kilogramo de neumático usado en el mercado, dice que precisamente esa es la perversión. “No se debe pagar por la basura”, asegura Pagaza. Y añade: “Muchos compran llantas usadas y eso es lo que pervierte el mercado. Por el contrario, se debe fomentar la instalación de plantas de reciclado”. Su empresa vende el kilogramo de grano de caucho reciclado (GCR) a 5 pesos mexicanos (0,24 euros).

En la mayoría de plantas de reciclaje los desechos son sometidos a procesos de cortes, trituración, molienda mecánica y separación de componentes -80% caucho, 15% acero y 5% fibra-. Mientras que el acero se extrae por medio de imanes y las fibras textiles se separan con sistemas de aspiración y se almacenan para su posterior comercialización, a partir de la mezcla del caucho reciclado se pueden obtener distintos materiales. El GCR se usa sobre todo en terrenos deportivos de césped artificial, en suelos de seguridad infantiles y en la fabricación de asfalto.

Una de las compañías dedicadas a la fabricación de maquinaria para el procesamiento de neumáticos fuera de uso (NFU) más importante de Colombia es Gercons. En entrevista con DW, José Luis González, gerente de ventas de la empresa, asegura que fabrican procesadoras capaces de transformar entre 500 kilogramos y 5 toneladas de NFU por hora.

“El proceso de reciclaje de neumáticos es de vital importancia ya que el proceso de degradación natural de la llanta puede superar los 250-300 años. Además de los problemas de contaminación ambiental y del humo que produce la quema de neumáticos, el almacenamiento de llantas trae consigo una serie de enfermedades y plagas transmitidas por roedores e insectos que viven en estos vertederos”, concluye González.

Inicia oficialmente la limpieza de océanos más grande del mundo

Se estima que con la ayuda de docenas de barreras adicionales, el sistema limpiará la mitad del Gran Parche de Basura del Pacífico en los primeros cinco años.

Por fin se puso en marcha una iniciativa seria y de escala mundial para comenzar con la limpieza de plásticos en los océanos.

Es encabezada por la organización civil Ocean Cleanup, quien invertirá 20 millones de dólares para arrancar con este ambicioso proyecto de retirar 1.8 billones de objetos de plástico que flotan como parte del “Gran Parche de Basura del Pacífico”, la isla de basura más grande en los océanos.

Este plástico podrá ser reutilizado o reciclado por Ocean Cleanup.

Su funcionamiento es muy sencillo: es un sistema flotante que se lanzó en la bahía de San Francisco y se someterá a varias pruebas durante algunas semanas para ser puesto en acción. Es un sistema de pequeñas barreras flotantes que contendrá los plásticos y permitirá que sean arrastrados hasta tierra firme.

Ocean Cleanup fue fundada en 2013 por el inventor holandés Boyan Slat, de 18 años. Su misión es desarrollar “tecnologías avanzadas para eliminar los plásticos de todo el mundo”.

Se estima que el sistema con la ayuda de docenas de barreras adicionales, limpiará la mitad del Gran Parche de Basura del Pacífico en los primeros cinco años, con capacidad para atrapar hasta 150 mil libras de plástico por año mientras flotan a lo largo de las corrientes entre California y Hawái.

 

Descubren el depósito de basura más grande del planeta… en el fondo del mar

Este es el depósito más grande de basura del planeta –por lo menos de los que se tiene registro— según el estudio publicado en Scientific Reports. El vertedero está ubicado en el estrecho de Sicilia, en Italia Continental, y fue descubierto por miembros del Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR) y la Universidad de Roma La Sapienz.

Las imágenes de esta catástrofe ambiental fueron captadas por un robot de exploración marina a más de 500 metros de profundidad, donde se ha generado una acumulación gigantesca de desechos. Allí, se pueden encontrar restos de coches, juguetes, árboles de navidad y hasta colchones. Las especies que habitan esta zona han optado por refugiarse entre la basura, ya que la suciedad –proveniente en su mayoría de la superficie— ha invadido su hábitat.

Conforme a lo analizado por los científicos italianos, destacó la presencia de los desechos plásticos con 70%, seguido de cerca por escombros, ropa y metales. Mientras que, las bolsas de basura y envoltorios alcanzaron el 52%,  divulgó El País.

El reporte anuncia una forma de contaminar que antes no se había revisado a detalle, explicó Martina Pierdomenico, investigadora del CNR y coautora del estudio. “Las aguas costeras y las playas de países en desarrollo pueden tener más basura de la que hemos encontrado nosotros, pero se trata de entornos más accesibles”, comentó al diario ibérico.

El cañón submarino de Mesina se posa entre dos cordilleras, una del lado de Sicilia y otra en la zona de Calabria, mismas que forman un desnivel por el que descienden grandes corrientes acuáticas, pero en verano llega la sequía y la zona se convierte en un tiradero ilegal. Y, las lluvias torrenciales desplazan toda esta basura directo al mar.

El POLLUX III –robot utilizado durante la exploración—avanzó por poco más de 6 kilómetros y alcanzó un rango de profundidad entre los 200 y 600 metros, aproximadamente. En cuanto más se acercaba al fondo, más basura encontraba. Por lo que, los científicos alegaron que seguramente debe haber una mayor cantidad de desechos en aguas más profundas.

La paupérrima gestión de salubridad en Sicilia y Calabria, con referencia al manejo de basuras, explica en gran medida la crisis ambiental que se está desarrollando en el Mediterráneo, comentaron los autores del informe. Además, las condiciones geológicas de este mar se prestan para la acumulación de basura, ya que, cuenta con grandes ciudades y fábricas en su costa.

También, el constante tráfico marítimo en el estrecho de Gibraltar suma puntos al problema. El grupo de investigadores ahora busca enfocarse en el impacto que tanta basura pueda llegar a generar en la fauna de la zona.

“El plástico puede durar hasta 500 años en el mar y es una fuente de contaminantes orgánicos persistentes que son tóxicos para la fauna marina y se pueden acumular en sus tejidos, concluyó Pierdomenico.

Fuente: Forbes.

Advierten que en dos años la tierra será un ‘desastre’ por cambio climático

El secretario general de la ONU mencionó que al mundo le quedan solamente dos años para actuar contra el cambio climático si se quiere evitar un desastre

El secretario general de la ONU mencionó que al mundo le quedan solamente dos años para actuar contra el cambio climático si se quiere evitar un desastre.

Las palabras de Antonio Guterres se dieron a unos días de la cumbre mundial que habrá en San Francisco ante empresas, políticos y líderes de ONG para combatir este mal.

“Si no cambiamos la dirección de aquí a 2020 corremos el riesgo de cruzar el umbral en el que podemos evitar el cambio climático desbocado. Habría consecuencias desastrosas para los seres humanos y todos los sistemas naturales que nos sostienen”

De igual manera pide a la población que les exija a sus líderes que rindan cuentas en este tema.

“Es urgente que la sociedad civil, los jóvenes, los grupos de mujeres, el sector privado, las comunidades religiosas, los científicos y los movimientos medioambientales de todo el mundo pidan a los líderes que rindan cuentas”

Al secretario general de las Naciones Unidas le preocupan las amenazas que se ciernen sobre la cadena alimenticia y el acceso al agua.

Fuente: Excelsior.

Medio ambiente está tan contaminado que ni plantar árboles ayudará

No hay espacio suficiente en la tierra para poder plantar la cantidad de árboles que podrían prevenir el calentamiento global, de acuerdo con un estudio del PIK.

Cada año, los humanos emitimos de 30 a 40 mil millones de toneladas de gases con efecto invernadero y de dióxido (CO2) de carbono hacia la atmósfera. Pero ¿se podrá hacer algo?

La mayoría de los científicos concuerda que nos urge una forma de sacar un poco del CO2 de la atmósfera. Una idea que surgió fue la de plantar muchos árboles, ya que estos usan el dióxido de carbono para crecer. Además, expulsan oxígeno. Esto es un ganar-ganar.

Pero los estudios indican, como el de Potsdam Institute for Climate Impact Research (PIK), que no va a poder crecer el número suficiente de árboles para capturar la cantidad necesaria del CO2 que agobia a la atmósfera. Estos estándares fueron medidos y aprobados en el Acuerdo de París, firmado en 2016, con el objetivo de contrarrestar los efectos del cambio climático.

Por ejemplo, se tendría que cubrir con árboles todo el borde de los Estados Unidos solo para capturar el 10% del CO2 que emitimos anualmente.

Simplemente no hay suficiente espacio en este planeta para tener las tierras de cultivo necesarias para alimentar al mundo, más el espacio para plantar la cantidad necesaria de árboles.

En otras palabras, muchas personas morirían de hambre si se intentará utilizar árboles para resolver el problema de emisiones de gas invernadero.

Con información de Business Insider y Forbes.

Gran Canaria bate el Récord Guinness de personas limpiando playas

Más de cuatrocientas personas de 66 países se sumaron este sábado en Gran Canaria y batieron el Récord Guinness de voluntarios de distintas nacionalidades participando conjuntamente en la limpieza de una playa en coincidencia, ademas, con el Día Mundial de los Océanos.

Se trata de una acción organizada por el colectivo ecologista Oceans4Life, el Cabildo de Gran Canaria a través de su Programa de Voluntariado Ambiental y el Ayuntamiento capitalino con la colaboración de Market Puerto Rico y Coca Cola.

A lo largo de la mañana, cientos de personas de todas partes del mundo, desde Perú a China, pasando por Kazajistán, Taiwán, Senegal, Austria y Rusia, fueron acercándose a la capitalina Playa de Jinámar para retirar más de 90 bolsas repletas de residuos, en su mayoría desechos plásticos que llegan a la costa grancanaria por efecto de las corrientes marinas y terminan depositadas en la arena, para superar un reto que ya se intentó el pasado verano y que ahora ya puede ser presentado en la oficina Guinness para su certificación.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, celebró el nuevo récord alcanzado en Gran Canaria y agradeció la implicación de todos los participantes, ya que esta acción “suma las dos vertientes más importantes de una actividad ambiental”, explicó.

Por una parte ,“contribuye a liberar de residuos un entorno de la costa de Gran Canaria muy castigada por los plásticos, y por la otra se lanza un importantísimo mensaje, que es que debemos reaccionar a la crisis ambiental del planeta con urgencia y conjuntamente, desde una mirada global”, comentó.

Décadas de un uso excesivo y el aumento del consumo de plásticos de un solo uso ha llevado a una catástrofe ambiental mundial, tal y como resalta expresamente Naciones Unidas. Actualmente, 13.000.000 toneladas de plástico se filtran anualmente en el océano, lo que provoca, entre otras daños, la muerte de 100.000 especies marinas cada año.

La actividad ciudadana con motivo del Día Mundial de los Océanos culminó con la liberación de una tortuga boba (Caretta caretta) que fue encontrada hace cuatro meses con el caparazón destrozado tras la embestida de una embarcación y que casualmente fue el primer animal intervenido en el nuevo quirófano del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo el pasado mes de febrero.

La tortuga  boba es un animal que conoce bien los efectos de los plásticos en su entorno natural. Está considerada como especie vulnerable tanto en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Las principales amenazas para la supervivencia de estas tortugas marinas en Canarias derivan principalmente de actividades relacionadas con las personas, como enmallamientos en redes de pesca y plásticos a la deriva, ingestión de anzuelos y monofilamentos de pesca, traumatismos con embarcaciones o ingestión de crudo.

El impacto de estas actividades humanas en las tortugas que pasan por Canarias es muy alto, hasta el punto de que están relacionadas con el 70 por ciento de las muertes de tortugas bobas varadas en Canarias.

Fuente: Cope.es

Deben desaparecer los rellenos sanitarios en México

Los rellenos sanitarios en México son claramente un problema ecológico y económico, en otros países se han declarado como obsoletos y han sido sustituidos por Centros Integrales de Residuos Sólidos Urbanos:

Viaje a los Balcanes, uno de los lugares más contaminados de Europa

Los Balcanes occidentales (Bosnia Herzegovina, Albania, Macedonia del Norte, Montenegro, Serbia y Kosovo) respiran uno de los aires más contaminados de Europa.

Un estudio presenta que todas las Ciudades, menos Vlöre, en Albania, exceden los límites en las partículas en suspensión (hollín, polvo, ceniza y sustancias similares) marcados por la OMS y aproximadamente el 75% incumple también la normativa europea, más permisiva. Estas partículas (PM) “afectan a la salud más que cualquier otro contaminante del aire”, sostiene el informe. Las diminutas fracciones son capaces de penetrar en los pulmones e incluso llegar al torrente sanguíneo y están detrás de numerosas enfermedades respiratorias, problemas cardiovasculares, y cánceres de pulmón.

Sarajevo, la capital de Bosnia Herzegovina, es una de las ciudades de la región con el aire más contaminado. Durante los meses de invierno, una espesa niebla se engancha como si fuera una garrapata a sus edificios y calles.

Principios de Una Escuela Sustentable

 

Se inauguró oficialmente la primera escuela pública sustentable de Argentina en la localidad de Mar Chiquita.

El proyecto se materializó bajo el programa Una Escuela Sustentable, iniciativa de la organización uruguaya Tagma que propone construir una verdadera red de símbolos en la región -con una escuela pública sustentable en cada país de América Latina-, en conjunto con el asociado guerrero de la basura Michael Reynolds y su equipo de Earthship Biotecture.

Siete principios fundamentales y el proceso constructivo de este caso en unas palabras de los organizadores, a continuación.

1. Utilización de energía renovables

En este caso, paneles fotovoltaicos que aportan toda la energía eléctrica que consume el edificio.

2. Acondicionamiento térmico pasivo

La posición del edificio, con su cara vidriada totalmente orientada hacia el norte, y cara sur rodeada por un grueso muro de neumáticos enterrado en un gran terraplén atravesado por 9 tubos de ventilación hacen que el edificio mantenga una temperatura estable entre los 18° y los 25° durante todo el año sin necesidad de recurrir a fuentes de calefacción o refrigeración artificiales.

3. Captación de agua de lluvia

El techo inclinado de los salones capta el agua de lluvia que se almacena en 10 tanques con capacidad total de 28.000 litros que abastecerán al edificio por completo.

4. Reutilización de aguas

Se maximiza el recurso agua dentro del edificio mediante un sistema de distribución que filtra y limpia el agua para habilitarla para el consumo humano en las piletas de los baños. Desde allí, el agua recorre la huerta interior regando sus plantas y el restante se destina a las cisternas de los baños, desde donde termina enviándose a través de los inodoros a una fosa séptica conectada a una celda botánica que hará el tratamiento final de aguas de forma natural.

5. Producción de alimentos

Tanto la huerta interior que recorre el pasillo frontal del edificio como una huerta exterior, producen alimentos orgánicos y saludables para el consumo de las personas que habitan el edificio.

6. Utilización de materiales reciclados

Se introducen en la construcción materiales considerados de residuo junto a materiales tradicionales y naturales.

7. Factor humano

El último principio, incorporado por Tagma especialmente para el programa Una Escuela Sustentable,
es el factor humano. Un edificio de estas características necesita ser habitado y cuidado para su óptimo funcionamiento. Para esto, es importante trabajar sobre distintos valores que atraviesan el proyecto tanto desde el punto de vista constructivo, educativo y comunitario y que promueven el trabajo en equipo, la colaboración, la participación diversa, el cuidado del medio ambiente y el uso responsable de los recursos.

La basura ya contamina hasta el lecho marino de la Fosa de las Marinas

Hasta en el mismísimo fondo del mar, donde para el hombre es todo un logro llegar, se han encontrado restos de bolsas de plástico y envoltorios de caramelos. Un desolador hallazgo, ejemplo gráfico de la resistencia de estos residuos, de los que hay miles de toneladas en nuestros océanos.
La contaminación plástica ha cobrado importancia en los últimos años. En relación con la historia de la humanidad, el plástico ha existido durante un tiempo increíblemente corto, alrededor de 60 años, y sin embargo, en ese tiempo, hemos producido más de 8.300 millones de toneladas de plástico, casi todos los cuales todavía existen en la Tierra en una forma o otra —predominantemente como residuos–, ya sea en vertederos o en el medio ambiente natural.
Solo un pequeño porcentaje de plástico, menos del 9%, se recicla, lo que significa que se siguen produciendo toneladas de plástico virgen todo el tiempo. Un estimado de 300 millones de toneladas de plástico ahora ensucian los océanos, lo que representa una amenaza para los ecosistemas marinos y la vida silvestre. A la velocidad que el plástico está abriendo camino hacia el mar, superará a los peces para el 2050.